- 61 -

¡OH HIJO DEL HOMBRE! Una pequeña gota del insondable océano de Mi misericordia la he vertido sobre los pueblos del mundo; mas no he encontrado a nadie que se vuelva hacia ella, por cuanto todos se han apartado del vino celestial de la unidad, prefiriendo las corrompidas heces de la impureza y, contentándose con la copa mortal, han rechazado el cáliz de la belleza inmortal. Vil es aquello con lo cual se contentan.

Bahá’u’lláh

App icon
Bahá’í Prayers
Get the app
font
size
a
theme
Day
Night
font
Sans
Serif
contact us
translations
Currently reading prayer in Español.
This prayer is also available in:
App icon
Bahá’í Prayers
Get the app