Se consigna y está escrito en la primera línea de la Tabla, y oculto en el santuario del tabernáculo de Dios:

- 37 -

¡OH MI SIERVO! No abandones el dominio sempiterno a cambio de aquello que perece, ni deseches la soberanía celestial por un deseo mundano. Éste es el río de vida eterna que ha fluido desde el manantial de la pluma del misericordioso: ¡Bienaventurados aquellos que de él beben!

Bahá’u’lláh

App icon
Bahá’í Prayers
Get the app
font
size
a
theme
Day
Night
font
Sans
Serif
contact us
translations
Currently reading prayer in Español.
This prayer is also available in:
App icon
Bahá’í Prayers
Get the app