- 51 -

¡OH HIJO DE MI SIERVA! No te aflijas en la pobreza ni te confíes en la riqueza pues a la pobreza sigue la riqueza y tras la riqueza viene la pobreza. Pero ser pobre en todo menos en Dios es un maravilloso don; no desprecies su valor, pues al final te hará rico en Dios, y así conocerás el significado de la expresión: “En verdad sois los pobres”, y las santas palabras “Dios es el poseedor de todo” despuntarán, gloriosas y resplandecientes, como la verdadera mañana, en el horizonte del corazón del amante, y morarán seguras en el trono de la riqueza.

Bahá’u’lláh

App icon
Bahá’í Prayers
Get the app
font
size
a
theme
Day
Night
font
Sans
Serif
contact us
translations
Currently reading prayer in Español.
This prayer is also available in:
App icon
Bahá’í Prayers
Get the app