¡Oh Tú, Proveedor! Tú has exhalado sobre los amigos de Occidente la dulce fragancia del Espíritu Santo, y con la luz de la guía divina has iluminado el cielo occidental. Has hecho que quienes otrora se hallaban alejados se acerquen a Ti; Tú has convertido a los extraños en amigos amorosos; Tú has despertado a aquellos que dormían; Tú has hecho conscientes a los desatentos.

¡Oh Tú, Proveedor! Ayuda a estos nobles amigos a obtener Tu beneplácito, y hazles bienquerientes de extraños y amigos por igual. Condúcelos al mundo que perdura por siempre, concédeles una porción de gracia celestial; haz que sean verdaderos bahá’ís, sinceramente de Dios; guárdalos de las apariencias, y establécelos firmemente en la verdad. Hazlos signos y señales del Reino, estrellas luminosas de los horizontes de este mundo inferior. Haz que sean un consuelo y un solaz para el mundo de la humanidad y siervos para la paz del mundo. Anímalos con el vino de Tu consejo, y concede que todos puedan hollar el sendero de Tus mandamientos.

¡Oh Tú, Proveedor! El más caro deseo de este siervo de Tu Umbral es contemplar a los amigos de Oriente y Occidente en estrecho abrazo; ver a todos los miembros de la sociedad humana amorosamente congregados en una única gran asamblea, como si fueran gotas de agua reunidas en un grandioso mar; contemplar a todos como si fueran pájaros en un mismo jardín de rosas, como perlas de un mismo océano, como hojas de un mismo árbol, como rayos de un mismo sol.

Tú eres el Fuerte, el Poderoso, y Tú eres el Dios de fuerza, el Omnipotente, Quien todo lo ve.

‘Abdu’l-Bahá

App icon
Bahá’í Prayers
Get the app
font
size
a
theme
Day
Night
font
Sans
Serif
contact us
translations
Currently reading prayer in Español.
This prayer is also available in:
App icon
Bahá’í Prayers
Get the app