¡Glorificado seas Tú, oh Señor mi Dios! Te imploro, por los impetuosos vientos de Tu gracia y por Aquellos que son las Auroras de Tu propósito y los Puntos de Amanecer de Tu inspiración, que me envíes a mí y a todos los que han buscado Tu semblante aquello que haga honor a Tu generosidad y Tu munífica gracia y sea digno de Tus dádivas y Tus favores. Estoy pobre y desolado, oh mi Señor; sumérgeme en el océano de Tu Riqueza. Estoy sediento; permíteme beber de las aguas vivas de Tu amorosa bondad.

Te suplico, por Tu propio Ser y por Aquel a Quien Tú has designado como la Manifestación de Tu propia Esencia y Tu Palabra discernidora para todos los que están en el cielo y en la tierra, que reúnas a Tus siervos a la sombra del árbol de Tu bondadosa providencia. Ayúdales, pues, a compartir sus frutos, a inclinar sus oídos hacia el murmullo de sus hojas y hacia la dulzura de la voz del Ave que canta en sus ramas. Tú eres verdadera-mente Quien ayuda en el peligro, el Inaccesible, el Todopoderoso, el Más Generoso.

Bahá’u’lláh

App icon
Bahá’í Prayers
Get the app
font
size
a
theme
Day
Night
font
Sans
Serif
contact us
App icon
Bahá’í Prayers
Get the app