Agradecimiento

¡Oh Tú, bondadoso Señor! Somos siervos de Tu Umbral, que nos hemos puesto al amparo de Tu sagrada Puerta. No buscamos otro refugio que no sea este firme pilar; no recurrimos a ningún abrigo salvo Tu resguardo. Protégenos, bendícenos, sostennos; haznos de un modo tal que no amemos sino Tu complacencia, que no manifestemos sino Tu alabanza, que sólo transitemos el sendero de la verdad, que podamos llegar a ser lo suficientemente ricos como para prescindir de todo salvo de Ti, recibir nuestros dones del mar de Tu beneficencia, que siempre nos esforcemos por exaltar Tu Causa y por difundir Tus dulces fragancias por doquier, para que lleguemos a olvidarnos del yo y nos ocupemos tan sólo de Ti, que rechacemos todo lo demás y quedemos aprisionados en Ti.

¡Oh Tú, Proveedor! ¡Oh Tú, Perdonador! Concédenos Tu gracia y Tu bondad, Tus dones y Tus dádivas, y sostennos para que alcancemos nuestra meta. Tú eres el Poderoso, el Capaz, el Conocedor, el que ve; verdaderamente Tú eres el Generoso; verdaderamente Tú eres el Todomisericordioso; verdaderamente Tú eres Quien siempre perdona, Aquel a quien Se Le debe arrepentimiento, Aquel que perdona hasta el más grave de los pecados.

‘Abdu’l-Bahá

App icon
Bahá’í Prayers
Get the app
font
size
a
theme
Day
Night
font
Sans
Serif
contact us
translations
App icon
Bahá’í Prayers
Get the app