¿Cómo puedo yo desear dormir, oh Dios, mi Dios, cuando los ojos de aquellos que Te anhelan están despiertos a causa de su separación de Ti? ¿Y cómo puedo yo reposar, mientras las almas de quienes Te aman están muy afligidas debido a su lejanía de Tu presencia?

Oh mi Señor, he encomendado mi espíritu y todo mi ser a la diestra de Tu poder y Tu protección, y pongo mi cabeza sobre la almohada por medio de Tu poder y la levanto de acuerdo con Tu voluntad y Tu complacencia. Tú eres en verdad el Preservador, el Guardián, el Omnipotente, el Más Poderoso.

¡Por Tu poder! Yo no pido, ya sea dormido o despierto, sino lo que Tú deseas. Soy Tu siervo y estoy en Tus manos. Ayúdame bondadosamente a realizar aquello que pueda derramar la fragancia de Tu agrado. Esta es en verdad mi esperanza y la esperanza de aquellos que disfrutan de la proximidad a Ti. ¡Alabado seas Tú, oh Señor de los mundos!

Bahá’u’lláh

App icon
Bahá’í Prayers
Get the app
font
size
a
theme
Day
Night
font
Sans
Serif
contact us
App icon
Bahá’í Prayers
Get the app