Bebés

¡Alabado seas Tú, oh Señor mi Dios! Concede misericordiosamente que este niño se alimente del pecho de Tu tierna merced y de Tu amorosa providencia, y que se nutra con el fruto de Tus árboles celestiales.

Permite que no sea confiado al cuidado de nadie excepto de Ti, puesto que Tú mismo lo creaste y le diste la existencia por medio de Tu soberana voluntad y poder. No hay otro Dios más que Tú, el Todopoderoso, el Sapientísimo.

Alabado seas Tú, oh mi Bienamado; que soplen sobre él los dulces aromas de Tu trascendente munificencia y las fragancias de Tus dádivas sagradas. Permítele buscar amparo a la sombra de Tu más exaltado Nombre, oh Tú que tienes en Tu mano el reino de los nombres y los atributos. Verdaderamente, Tú eres potente para hacer lo que deseas, y Tú eres, en efecto, el Poderoso, el Exaltado, Quien siempre perdona, el Clemente, el Generoso, el Misericordioso.

Bahá’u’lláh

App icon
Bahá’í Prayers
Get the app
font
size
a
theme
Day
Night
font
Sans
Serif
contact us
App icon
Bahá’í Prayers
Get the app