¡Mi Señor! ¡Mi Señor!Te alabo y Te doy gracias por aquello con que has favorecido a Tu humilde sierva, a Tu esclava que Te ruega y Te suplica, porque Tú verdaderamente la has guiado a Tu Reino manifiesto, has hecho que escuche Tu exaltado Llamamiento en el mundo contingente y contemple Tus Signos que demuestran la manifestación de Tu dominio victorioso sobre todas las cosas.

¡Oh mi Señor! Te dedico lo que está en mi seno. Haz, pues, de él un niño digno de elogio en Tu Reino y un agraciado por Tu favor y Tu generosidad; haz que se desarrolle y crezca bajo el cuidado de Tu educación.

Verdaderamente, Tú eres el Generoso. Verdaderamente, Tú eres el Señor de Gran Favor.

‘Abdu’l-Bahá

App icon
Bahá’í Prayers
Get the app
font
size
a
theme
Day
Night
font
Sans
Serif
contact us
App icon
Bahá’í Prayers
Get the app