¡Oh Señor! Permite que el Árbol de Tu divina Unidad crezca con rapidez. Riégalo pues, oh Señor, con las fluyentes aguas de Tu favor y ante las revelaciones de Tu seguridad divina haz que dé los frutos que Tú deseas para Tu glorificación y exaltación, Tu alabanza y agradecimiento, que magnifique Tu Nombre, alabe la unicidad de Tu Esencia y Te ofrezca adoración, pues todo esto se encuentra en Tu mano y no en la de ningún otro.

Grande es la bendición de aquellos cuya sangre has escogido para regar con ella el Árbol de Tu afirmación y exaltar así Tu Palabra sagrada e inmutable.

El Báb

App icon
Bahá’í Prayers
Get the app
font
size
a
theme
Day
Night
font
Sans
Serif
contact us
translations
App icon
Bahá’í Prayers
Get the app