Firmeza en la Alianza

¡Alabanzas Te sean dadas, oh Señor mi Bienamado! Hazme firme en Tu Causa y permite que pueda ser contado entre quienes no han violado Tu Alianza ni seguido a los dioses de sus propias vanas fantasías. Permíteme, pues, obtener un asiento de verdad en Tu presencia, concédeme una muestra de Tu misericordia y deja que me una a aquellos siervos Tuyos que ni tendrán temor ni serán castigados. No me abandones a mí mismo, oh mi Señor, ni me prives de reconocer a Aquel que es la Manifestación de Tu propio Ser, ni me cuentes entre quienes se han apartado de Tu santa presencia. Tenme, oh mi Dios, entre aquellos que tienen el privilegio de fijar sus ojos en Tu Belleza y quienes sienten tal dicha por ello que no cambiarían ni uno solo de esos momentos por la soberanía del reinado de los cielos y de la tierra ni por el reino entero de la creación. Ten misericordia de mí, oh Señor, en estos días en que las gentes de Tu tierra han errado gravemente; provéeme, pues, oh mi Dios, con aquello que a Tu juicio sea bueno y decoroso. Tú eres verdaderamente el Todopoderoso, el Generoso, el Bondadoso, Quien siempre perdona.

Permite, oh mi Dios, que no sea contado entre aquellos cuyos oídos están sordos, cuyos ojos son ciegos, cuyas lenguas están mudas y cuyos corazones no han llegado a comprender. Líbrame, oh Señor, del fuego de la ignorancia y del deseo egoísta, permite que sea admitido en los recintos de Tu trascendente misericordia y envíame aquello que Tú has ordenado para Tus elegidos. Potente eres Tú para hacer lo que deseas. En verdad, Tú eres Quien ayuda en el peligro, Quien subsiste por Sí mismo.

El Báb

App icon
Bahá’í Prayers
Get the app
font
size
a
theme
Day
Night
font
Sans
Serif
contact us
App icon
Bahá’í Prayers
Get the app