De Tablas del Plan Divino

Revelado a los bahá’ís de Canadá

“Quienes difundan las fragancias de Dios deben recitar esta oración cada mañana”

¡Oh Dios, mi Dios! Tú ves a este débil ser implorando la fuerza del cielo; a este pobre suplicando Tus tesoros celestiales; a este sediento ansiando la fuente de vida eterna; a este afligido anhelando la curación que prometiste mediante Tu ilimitada misericordia, que Tú has destinado para Tus siervos elegidos en Tu reino de lo alto.

¡Oh Señor! No tengo otro auxiliador sino Tú, ni otro amparo salvo Tú, ni otro sostenedor más que Tú. Ayúdame con Tus ángeles a difundir Tus santas fragancias y a diseminar Tus enseñanzas entre lo más selecto de Tu pueblo.

¡Oh mi Señor! Permíteme desprenderme de todo excepto de Ti, asirme fuertemente del borde de Tu generosidad, estar totalmente consagrado a Tu Fe, permanecer seguro y firme en Tu amor y observar lo que Tú has prescrito en Tu Libro.

Verdaderamente Tú eres el Fuerte, el Poderoso, el Omnipotente.

‘Abdu’l-Bahá

App icon
Bahá’í Prayers
Get the app
font
size
a
theme
Day
Night
font
Sans
Serif
contact us
translations
App icon
Bahá’í Prayers
Get the app