De Tablas del Plan Divino

Revelado a los bahá’ís de los estados meridionales

Toda alma que viaje por las ciudades, pueblos y aldeas de estos Estados y esté dedicado a difundir las fragancias de Dios deberá leer atentamente esta oración cada mañana.

¡Oh mi Dios! ¡Oh mi Dios! Tú me ves en mi humildad y debilidad, ocupado en la empresa más grande, decidido a elevar Tu palabra entre las masas y a difundir Tus enseñanzas entre Tus pueblos. ¿Cómo puedo tener éxito a menos que Tú me asistas con el hálito del Espíritu Santo, me ayudes a triunfar con las huestes de Tu glorioso reino y derrames sobre mí Tus confirmaciones, que son las únicas que pueden transformar un mosquito en un águila, una gota de agua en ríos y mares, y un átomo en luces y soles? ¡Oh mi Señor! Asísteme con Tu poder victorioso y eficaz para que mi lengua pueda manifestar Tus alabanzas y atributos entre todas las gentes y mi alma rebose con el vino de Tu amor y Tu conocimiento.

Tú eres el Omnipotente y el Hacedor de todo lo que deseas.

‘Abdu’l-Bahá

App icon
Bahá’í Prayers
Get the app
font
size
a
theme
Day
Night
font
Sans
Serif
contact us
translations
App icon
Bahá’í Prayers
Get the app