Currently reading prayer in Español. Return to عربي.

Oración larga de curación

Él es el Sanador, el Suficiente, el Auxiliador, Quien todo lo perdona, el Todomiseri-cordioso.

¡Yo Te invoco a Ti, oh Exaltado, oh Fiel, oh Glorioso! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Soberano, oh Regenerador, oh Juez! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Incomparable, oh Eterno, oh Único! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Alabadísimo, oh Santo, oh Auxiliador! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Omnisciente, oh Sapientísimo, oh Grandísimo! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Clemente, oh Majestuoso, oh Ordenador! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Bienamado, oh Adorado, oh Extasiado! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Poderosísimo, oh Sustentador, oh Potente! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Gobernante, oh Subsistente, oh Omnisciente! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Espíritu, oh Luz, oh Tú que eres el Más Manifiesto! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Tú, Frecuentado por todos, oh Tú, Conocido de todos, oh Tú que estás oculto a todos! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Tú que estás oculto, oh Triunfante, oh Conferidor! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Todopoderoso, oh Auxiliador, oh Encubridor! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Creador, oh Tú, el que satisface, oh Desarraigador! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Tú, el que levanta, oh Tú, el que reúne, oh Tú, el que exalta! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Perfeccionador, oh Tú que no tienes trabas, oh Munífico! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Benéfico, oh Tú, el que retiene, oh Creador! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Elevadísimo, oh Bellísimo, oh Dadivoso! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Justo, oh Bondadoso, oh Generoso! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Irresistible, oh Tú Quien siempre subsiste, oh Tú, el Sapientísimo! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Majestuoso, oh Anciano de Días, oh Magnánimo! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Tú, el Atesorado, oh Señor de Júbilo, oh Deseado! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Tú, Bondadoso con todos, oh Tú, Compasivo con todos, oh Tú, el Más Benevolente! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Refugio para todos, oh Amparo para todos, oh Preservador de todo! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Auxiliador de todos, oh Tú a Quien todos invocan, oh Vivificador! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Revelador, oh Arrasador, oh Clementísimo! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Tú, mi Alma, oh Tú, mi Bienamado, oh Tú, mi Fe! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Saciador de sedientos, oh Señor Trascendente, oh Preciosísimo! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Magno Recuerdo, oh Nobilísimo Nombre, ¡oh Antiquísimo Camino! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Tú que eres el Más Elogiado, oh Santísimo, oh Elevadísimo! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Libertador, oh Consejero, oh Rescatador! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Amigo, oh Médico, oh Cautivador! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Gloria, oh Belleza, oh Munífico! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Tú, el Más Leal, oh Tú, el Mejor Amante, oh Señor de la Alborada! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Vivificador, oh Iluminador, oh Causante de delicias! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Señor de Munificencia, oh Tú, el Más Compasivo, oh Tú, el Más Misericordioso! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Constante, oh Conferidor de vida, oh Fuente de todo ser! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Tú que penetras todas las cosas, oh Dios que todo lo ve, oh Señor de la Expresión! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Tú, el Manifiesto y sin embargo Oculto, oh Tú, el Invisible y, aun así, Reconocido, oh Observador buscado por todos! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Yo Te invoco a Ti, oh Tú que das muerte a los amantes, oh Dios de Gracia para los malvados! ¡Tú eres el Suficiente, Tú eres el que cura, Tú eres el que perdura, oh Tú, el Perdurable!

¡Oh Tú, el Suficiente, yo Te invoco a Ti, oh Suficiente!

¡Oh Sanador, yo Te invoco a Ti, oh Sanador!

¡Oh Tú, el que Subsiste, yo Te invoco a Ti, oh Subsistente!

¡Tú, Quien perduras por siempre, oh Tú, el Perdurable!

¡Excelso eres Tú, oh mi Dios! Yo Te imploro, por Tu generosidad, por medio de la cual se abrieron de par en par los portales de Tu munificencia y Tu gracia, mediante la cual el Templo de Tu Santidad fue establecido sobre el trono de la eternidad; y por Tu misericordia, por medio de la cual invitaste a todas las cosas creadas a la mesa de Tus dones y Tus dádivas; y por Tu gracia, por medio de la cual respondiste en Tu propio Ser con Tu palabra «¡Sí!» en nombre de todos los que están en el cielo y en la tierra, en la hora en que quedaron reveladas Tu soberanía y Tu grandeza, en la alborada en que se hizo manifiesto el poder de Tu dominio; y, nuevamente, Te imploro, por estos hermosísimos nombres, por estos nobilísimos y muy sublimes atributos, y por Tu muy Exaltado Recuerdo, y por Tu Belleza pura e inmaculada, y por Tu Luz oculta en el pabellón más oculto, y por Tu Nombre, ata-viado con el manto de la aflicción cada mañana y cada atardecer, que protejas al portador de esta bendita Tabla, y a quien la recite, y a quien se cruce con ella, y a quien transite por los alrededores de la casa en que esté. Cura, pues, mediante ella a todo enfermo, doliente y pobre de cualquier tribulación y pesar, de toda aflicción y tristeza aborrecibles, y guía me-diante ella a quienquiera que desee entrar en las sendas de Tu guía y en los caminos de Tu clemencia y de Tu gracia.

Tú eres, en verdad, el Poderoso, el Suficiente, el Sanador, el Protector, el Dador, el Compasivo, el Todogeneroso, el Todomisericordioso.

Bahá’u’lláh

App icon
Bahá’í Prayers
Get the app
font
size
a
theme
Day
Night
font
Sans
Serif
share prayer
App icon
Bahá’í Prayers
Get the app